Restauración del monasterio de Santa Isabel la Real

Presentamos el resultado de las obras de restauración del monasterio, joya del Albaicín granadino fundado por Isabel la Católica en 1504.

En noviembre de 2008 la Fundación Montemadrid firmó un convenio de colaboración con la comunidad de Hermanas Clarisas de Santa Isabel la Real para la restauración del que probablemente sea el monumento más importante del Albaicín granadino. Los principales trabajos acometidos se han llevado a cabo en el retablo, las pinturas murales y el artesonado de la iglesia, actuación a cargo de la empresa Tracer, así como en el compás de entrada, en la portería de acceso al monasterio, en la llamada Sala del Granero, en la Puerta Reglar y en otros espacios menores, obras realizadas bajo la dirección del granadino Carlos Sánchez Gómez, uno de los mejores arquitectos conservadores de monumentos de España.

Las principales patologías que detectó nuestro equipo de Patrimonio en un primer análisis fueron las deficiencias en la cubierta de teja y paramentos exteriores del presbiterio. En el interior, además de la suciedad generalizada, se identificaron como patologías la erosión, el levantamiento de estratos, las quemaduras y la presencia de cera en el retablo mayor; en el caso de las pinturas murales, grietas, humedades, bolsas, abombamientos y pérdida del estrato pictórico. Además de las intervenciones realizadas, la Fundación ha organizado –como es habitual en sus obras- visitas al andamio de grupos reducidos para observar la marcha de los trabajos.

Entre otros hallazgos, el proceso de restauración ha conllevado el redescubrimiento, de gran interés, tanto desde el punto de vista histórico como artístico, del conjunto de pinturas subyacentes de la Puerta Reglar. Otro aspecto a destacar es el haber podido estudiar y “desentrañar” cómo está construido el artesonado del presbiterio de la iglesia, obra única de maestro anónimo, proceso que ha permitido describirlo a través de una didáctica maqueta a escala realizada por el arquitecto Enrique Nuere, considerado el especialista más importante de Europa en carpintería de lazo.

Fundación Montemadrid ha hecho entrega a la comunidad de Hermanas Clarisas del documento Plan de Conservación y Mantenimiento Continuado del Monasterio que servirá para preservarlo y minimizar los daños que pueda causar el paso del tiempo. En él se detallan las instrucciones para, entre otras cosas, evitar patologías o promover el ahorro de agua y energía, y se dan indicaciones sobre los productos de limpieza o pintura idóneos para la correcta conservación del edificio. El documento diferencia entre acciones que pueden ser acometidas por la propia comunidad y las que deben desarrollar los especialistas.

El presupuesto total de las intervenciones asciende a la cantidad de 1.185.910 euros, de los cuales la Fundación Montemadrid aporta 948.728 euros y la comunidad de Hermanas Clarisas los restantes 237.182 euros. Este importe incluye la última fase del proyecto en el que ha trabajado la Fundación Montemadrid y que consiste en la restauración de la llamada Sala del Granero, donde se ubicará la Sala de Fábrica del monasterio. Este espacio contará, a través de diversos recursos museográficos, su devenir histórico y conservación, además de exponer dos maquetas, reproducción a escala de los magníficos artesonados de la escalera principal y el presbiterio.

Santa Isabel la Real fue uno de los primeros monasterios fundados en Granada por la reina Isabel la Católica, doce años después de la conquista de la ciudad. Situado en el Albaicín granadino, declarado Patrimonio de la Humanidad, es una de las grandes obras erigidas por los Reyes Católicos en la ciudad. El espacio continúa hoy habitado por las mismas monjas clarisas que lo fundaron, razón por la cual conservan en su interior la que probablemente sea la mayor colección de arte mueble monástico de Granada.

Visitas guiadas: tel. 958 27 78 36, mail granadaconventual@gmail.com.