Combatir el maltrato infantil

Imagen del acto de presentación con el doctor Carles Luaces, presidente de Sociedad Española de Urgencias de Pediatría (SEUP); el doctor Jordi Pou, autor del libro y jefe de los Servicios de Pediatría y Urgencias del Hospital Universitario Sant Joan de Déu (Barcelona); y el doctor José Antonio Díaz Huertas, presidente de la Sociedad de Pediatría Social (SPS). Entre un 15% y un 18,5% de los niños españoles sufren maltrato infantil. El más frecuente es la negligencia que se produce en el 50% de los casos cuando hay abandono o no se cumplen las necesidades básicas del niño; en segundo lugar, aparece el maltrato psíquico con un 27%, seguido del físico con el mismo porcentaje; y por último el sexual con un 6%.

Estas cifras hacen pensar que, a pesar de ser una patología relativamente nueva, es más frecuente de lo que se conoce. Lo que esta claro es que nos encontramos ante un problema de salud y uno de los más importantes del mundo infantil. Por ello se han tomado cartas en el asunto con la presentación de unos talleres y el manual ‘El pediatra y el maltrato infantil’.

El proyecto pretende formar a más de 700 pediatras españoles, lo que equivale al 10% del total de pediatras de Atención Primaria en España, en la detección y la actuación de casos de violencia a menores. Para ello, se organizarán 30 cursos de formación de mayo a octubre en distintos puntos de la geografía española, con el manual como principal herramienta de trabajo.

El autor del libro y coordinador de los cursos, el doctor Jordi Pou Fernández, que a su vez es jefe de los Servicios de Pediatría y Urgencias del Hospital Universitario Sant Joan de Déu (Barcelona) presentó esta iniciativa en Madrid junto con el presidente de la Sociedad de Pediatría Social (SPS), el doctor José Antonio Díaz Huertas; y el presidente de la Sociedad Española de Urgencias de Pediatría (SEUP), el doctor Carles Luaces. Durante el acto, el doctor Pou dijo que:

“El maltrato es un problema de salud que afecta entre el 15% y el 18’5% de la población infantil, por eso un pediatra, a lo largo de su vida profesional, se encontrará con más de un caso de este tipo”.

Según declaró el autor del manual, para detectar este tipo de violencia hace falta un trabajo en equipo que no acaba hasta que le niño está protegido, porque:

“Aparte del médico, que tiene la obligación legal de denunciarlo ante la justicia, también deben participar las autoridades judiciales y las instituciones sociales”.

El doctor Díaz Huertas alertó sobre las secuelas psicológicas que provoca en la víctima, así como problemas de autoestima, escolares o discapacidad. Además, el presidente de la Sociedad de Pediatría Social (SPS) añadió que:

“La formación que reciben los pediatras es insuficiente, especialmente en este ámbito, por eso hace falta actualizar nuestros conocimientos”.

Por su parte, el doctor Luaces, presidente de la Sociedad Española de Urgencias de Pediatría (SEUP), recordó el delicado papel del pediatra a la hora de tratar el maltrato, motivo por lo que destacó que:

“Es fundamental tener los objetivos muy claros y saber cómo actuar ante una sospecha”.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *