Inaugurado el Monte de Piedad de Córdoba

Esta mañana el Monte de Piedad de Madrid ha inaugurado una nueva sede en Córdoba. La oficina, situada en la céntrica Plaza de San Nicolás, 1, junto a Avenida del Gran Capitán, viene a cubrir el vacío que existe en la provincia cordobesa, que no cuenta desde hace años con ningún montepío, como señaló en sus palabras de bienvenida la concejala de Cultura del Ayuntamiento de Córdoba, María del Mar Téllez : “La ciudad recupera una institución añorada y querida por los cordobeses y que había desaparecido en los últimos años”.

Además, el Monte de Piedad podrá dar servicio a muchos clientes locales, que hasta ahora tenían que desplazarse hasta Madrid para ser atendidos, y al resto de ciudadanos de la zona.“El Monte de Piedad ha venido a Córdoba para quedarse”, afirmó en la inauguración Santiago Gil, director del Monte de Piedad. Y añadió: “Llevamos 313 años y en este momento el Monte de Piedad está dando acceso al sistema financiero a toda la población”.

Sin duda alguna, no existe mejor ubicación que Córdoba para iniciar una expansión por territorio andaluz, después de 313 años de historia. Se trata de una ciudad con una sólida tradición joyera, referente mundial especialmente en el ámbito de la orfebrería. Con esta nueva oficina, la tercera que Monte de Piedad abre fuera de Madrid tras Móstoles y Alicante, se acercará la pequeña financiación a más personas y se impulsarán más proyectos sociales y culturales. Así lo afirmó el director general de la Fundación Montemadrid, José Guirao, al anunciar que “en la medida en que el Monte de Piedad de Córdoba dé beneficios esa actividad social también se desarrollará en Córdoba y su provincia”. 

Porque la totalidad de los beneficios de Monte de Piedad se destinan a la Fundación Montemadrid, que lleva a cabo actividades relacionadas con la cultura, la solidaridad, el medio ambiente y la educación. La Fundación sostiene centros socioculturales como La Casa Encendida o Casa San Cristóbal, en Madrid, además de mantener escuelas infantiles y colegios, espacios para mayores, bibliotecas y centros de empleo y ocupación. También cuenta con una convocatoria anual de apoyo a proyectos de ONG y tiene más de 30 centros para dependientes, personas con discapacidad o atención a drogodependientes cuya gestión está cedida a algunas ONG que trabajan en esos ámbitos.

No hay en toda Europa un Monte de Piedad tan relevante como el de Fundación Montemadrid, atendiendo a su volumen de operaciones. Desde que Francisco Piquer lo fundara en 1702 para luchar contra los abusos de la usura, el Monte de Piedad ha seguido fiel a su ideario fundacional, facilitando a quienes tienen necesidades puntuales de financiación la obtención de créditos prendarios al mínimo interés por sus joyas y alhajas. Una trayectoria que puso de manifiesto el subdelegado del Gobierno en Córdoba, Juan José Primo, al felicitar al Monte de Piedad por “haber hecho historia ayudando a los españoles que más lo necesitaban”.

Se trata de un crédito inmediato, seguro, sin avales, y con la confianza de recuperar las joyas en cualquier momento: el cliente lleva su joya, se tasa y recibe el dinero al instante. El 95% de los clientes recupera sus joyas en cuanto supera su necesidad de financiación inmediata. Cuando deciden no renovar su crédito, la joya sale a subasta; y si el precio de la misma sube, la diferencia es para el cliente.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *