#GenteMontemadrid: Merveille Ngahane, el futuro en sus manos

Desde Fundación Montemadrid trabajamos para construir una sociedad comprometida con la igualdad y por eso el calendario de este año reconoce a mujeres sin las que no sería posible nuestra actividad. La protagonista del mes de enero en #GenteMontemadrid 2019 es Merveille Ngahane, una joven estudiante de 2º de Bachillerato de Ciencias en nuestro Centro de Formación Padre Piquer. Merveille llegó a España desde Camerún junto a su madre con tan solo 5 años y, desde entonces, el Padre Piquer ha sido como un segundo hogar para ella. Allí se prepara para lograr su meta: diplomarse como profesional de Nutrición Humana y Dietética.

La inclusión y la innovación educativa son los dos pilares de este centro de estudios. En sus aulas hay alumnos de más de 30 nacionalidades cursando ESO, Bachillerato y FP. Las Aulas Cooperativas Multitarea, las Aulas de Enlace y el programa de Mediación escolar y familiar, junto a la implantación de las tecnologías digitales, hacen del Padre Piquer un centro de referencia a nivel nacional. Así lo demuestran diversos reconocimientos tanto en el ámbito pedagógico —fue la primera Escuela Changemaker de la red Ashoka de Madrid— como en el social, ya que el centro entiende la diversidad de su alumnado como una fuente de enriquecimiento formativo.

 

En el Padre Piquer los alumnos sois de más de 30 nacionalidades, ¿cómo vives esa diversidad?

Yo me siento como en casa, la verdad. Siento que no soy una persona diferente en el colegio porque, mire hacia donde mire, hay muchas más personas como yo. Y todas nos sentimos acogidas de la misma manera.

Formas parte de la primera generación de tu familia que ha podido de estudiar, ¿cómo perciben tus familiares los avances en tus estudios?

Mis padres están muy orgullosos y mi abuela también, porque ella ha sido la que ha sufrido más para criar a sus hijos y a sus nietos, la que más ha luchado para que tuviéramos un futuro mejor.

El calendario de #GenteMontemadrid de 2019 está dedicado a varias mujeres vinculadas con los proyectos de Fundación Montemadrid. ¿Cómo fue la experiencia de formar parte de este proyecto?

Me gusta mucho la foto del calendario y quisiera dar las gracias a todas aquellas personas que han hecho que esto se haya podido realizar y por haber contado conmigo para este maravilloso proyecto. Todos en el colegio tenemos un ejemplar del calendario y cada vez que un profesor o un alumno me ve, me lo recuerdan y me felicitan por ello.

Llegaste a España con tan solo 5 años, ¿has tenido oportunidad de volver a Camerún? 

Solo he tenido la oportunidad de viajar a mi país una vez desde que estoy aquí. Fue muy duro ahorrar dinero porque está bastante lejos, pero cuando llegué allí disfruté al máximo de todo, sobre todo de mi familia, mi padre, mis tíos y mis amigos de la infancia.

En la foto, apareces con Antoinette, tu madre, que no tuvo las mismas oportunidades que tú para estudiar. ¿Qué significa ella para ti?

Mi madre ha sido una figura muy importante y presente en las vidas de mis dos hermanos y en la mía. Siempre ha estado ahí para ayudarnos en todo, nos da consejos de vida para que no cometamos errores y, como cualquier madre, desea lo mejor para sus hijos. Es por eso por lo que nos apoya es nuestras decisiones para estudiar, porque ella no tuvo la misma oportunidad que nosotros aquí en España. Para mí es mi compañera de vida, mi esperanza y, sobre todo, un ejemplo de valentía.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *