Incendios forestales, una lacra

Los incendios forestales que sufre España cada año generan
alrededor de seis millones de toneladas de CO2, equivalentes a
las emisiones anuales de dos millones de turismos o las
correspondientes a ciudades del tamaño de Sevilla o Zaragoza.

Así lo afirma WWF/Adena en su “Incendiómetro 2008“, informe
en el que esta organización analiza el grado de vulnerabilidad
de cada región ante los incendios forestales.  En él recuerda que en España se producen 20.500 incendios cada año, que queman una media de 150.000 hectáreas. En el 96% de los casos, el hombre es el responsable.

Castilla y León, Galicia y Extremadura son las comunidades
autónomas españolas con un mayor riesgo de sufrir “graves episodios” de incendios en verano, frente a Madrid, La Rioja, Baleares y Murcia, las menos “vulnerables” frente al fuego.

En cuanto al impacto económico, el estudio revela pérdidas que alcanzan los 5.500 euros por hectárea forestal quemada, sin contabilizar los gastos de prevención y extinción.  Esta cifra supone que las pérdidas asumidas por España han alcanzado unos 14.000 millones de euros desde 1991 a 2006, y unas pérdidas anuales equivalentes a 1.500 millones de euros. Lo peor de todo esto es que apenas se ha avanzado en la investigación de causas, ya que sólo se ha incrementado en un 3% el número medio de incendios con causa conocida y se ha identificado casi un 8% menos de culpables en relación al total de incendios tras los cuales está la mano del hombre.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *