Más de 5.000 personas formadas gracias al programa ‘Contigo’

Como ya te hemos explicado alguna vez, la formación y la información son herramientas imprescindibles para mejorar la calidad de vida de los enfermos de Párkinson. De ello son muy conscientes en la Federación Española de Párkinson (FEP), que organiza todo tipo de cursos, talleres y actividades tanto para afectados como para sus cuidadores y familiares. Uno de sus proyectos más ambiciosos es el programa ‘Contigo’, nacido en 2012 con el apoyo de la empresa biofarmacéutica AbbVie.

Desde su lanzamiento, este programa ha servido para formar a más de 5.200 personas en temas relacionados con la enfermedad de Párkinson. Gracias al trabajo de dos enfermeras y una psicóloga, todas ellas especializadas en Párkinson, se han podido organizar más de 220 talleres en toda España, a los que han asistido desde pacientes hasta profesionales y estudiantes con interés en mejorar su formación.

El programa ‘Contigo’ no es una iniciativa cerrada, sino que trata de mejorar y ampliar sus contenidos de manera constante. En el último año, por ejemplo, se introdujo un taller sobre párkinson avanzado. Los asistentes al mismo han aprendido a identificar los síntomas que nos informan del avance de la enfermedad, han conocido el tratamiento específico que exige esta etapa y han recibido consejos para llevarla de la mejor manera posible. Existe otra docena de talleres distintos, sobre cuestiones como higiene, alimentación, descanso, apoyo emocional…

Dentro del programa se incluye, por otra parte, un servicio de información por vía telefónica, correo electrónico y redes sociales. A través del número 902 113 942, el email consultas@fedesparkinson.org y los perfiles de la Federación Española de Párkinson en Facebook y Twitter, se han podido atender y resolver las dudas y preguntas de más de 13.000 personas. Sin duda alguna, cifras para estar satisfechos y que sirven para continuar trabajando durante 2016, intentando que la enfermedad de Párkinson sea cada vez más visible y menos desconocida.

Fuente imagen

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *