“Erasmus + me ha hecho crecer, aprender y ejercer mi profesión”

Hace unas semanas conocíamos los nombres de los beneficiarios de las becas Erasmus+ 2017 De Madrid a Europa. Erasmus+ Formación Profesional con las que gestionamos y cofinanciamos, con la ayuda de la Unión Europea, las prácticas de 57 estudiantes de ciclos formativos en cinco ciudades europeas. Ellos se irán en primavera, pero a muchos ya les ha tocado volver después de haber vivido esta experiencia. Alumnos y alumnas de dieciséis centros madrileños que han viajado a Cork (Irlanda), Lisboa (Portugal), Praga (República Checa), Vicenza (Italia) y Brighton (Reino Unido).

En esta última ciudad se encontraba Luis Miguel Carreño, con quien hemos podido hablar sobre su experiencia y vivencias con las Becas Erasmus+. “Esta beca me ha permitido no solo viajar a otro país, también completar mis prácticas de Grado Medio de Microinformática y Redes y así obtener el título”, nos contaba Luismi.

Para él, la beca era una ayuda económica notable pero nada habría sido igual sin su familia de acogida: “Mi Host Mom, Viki Cahill, es una mujer fantástica y acogedora que ha hecho de mi estancia un placer”. Y conocer la ciudad, una experiencia única: “Para ser Inglaterra, el nombre de esta ciudad va que ni pintado: tiene un microclima que le protege de la lluvia, así que es bastante más soleada que el resto de ciudades colindantes”.

“Es una ciudad costera, pequeña pero muy concentrada. Hay un montón de vida por los alrededores: tiendas de comercio local que los autóctonos prefieren a las grandes empresas, mucha vida juvenil, puesto que es una ciudad universitaria (la Universidad de Brighton y la de Sussex) y lo más importante, ¡cerveza local!”, bromea.

En ‘Café Electrónica’ realiza sus prácticas Luis Miguel

Pero salir a tomar el aire de tanto en cuanto no le ha impedido hacer lo que venía a hacer: realizar prácticas curriculares en una empresa extranjera. “No he venido aquí de vacaciones, he venido a sacarme mi título”, afirma rotundamente. “Para ello, he estado trabajando de técnico informático en una empresa muy pequeñita llamada Cafe Electronica”, explica. “Es un lugar donde se reparan dispositivos móviles, ordenadores de sobremesa, pantallas… Mi jefe, Ramie Salama, es un hombre genial que me ha enseñado muchísimo en muy poquito tiempo”.

“La experiencia ha sido fantástica. Han sido 75 días que se han sentido como 180; muy intensos. Cuando viajas de esta manera, estás adquiriendo continuamente conocimientos. A mí me ha hecho crecer, aprender y ejercer mi profesión”. Antes de despedirse, le preguntamos si recomendaría la experiencia a otros jóvenes como él, y nos contesta con un feliz y rotundo “¡Por supuesto! Ha sido una oportunidad única y repetiría una y otra vez así que tomad mi consejo: ¡viajad todo lo que podáis!”. Así que ya sabéis, estad atentos a las novedades del programa De Madrid a Europa. Erasmus+ Formación Profesional.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *