Recuperación del Hayedo de Montejo

Fundación Montemadrid colabora en la recuperación de los montes de La Solana y Sierra Escalva en el Hayedo de Montejo, colindantes con El Chaparral, un proyecto que se está desarrollando junto a la Consejería de Medio Ambiente, Ordenación del Territorio y Sostenibilidad de la Comunidad de Madrid y la Escuela de Montes de la Universidad Politécnica de Madrid, y que busca devolverles sus especies originarias.

Se trata de transformar, en lo posible, la estructura derivada de más de seis siglos de actividad humana hacia composiciones más próximas al originario bosque preantrópico. Para ello se plantearon dos actuaciones:

Por un lado, la recuperación del bosque de ribera en la margen derecha del río Jarama, desde su nacimiento hasta la entrada en el Hayedo. Se han utilizado especies muy escasas o desaparecidas en este tramo: Frangula alnus, Fraxinus excelsior, Rhamnus cathartica, Alnus lusitanica o Betula pubescens.

Por otro, a media ladera, en zona desprovista de vegetación arbórea, la plantación de Quercus pyrenaica como paso previo para la recuperación de zonas de hayedo y robledal (Q. petraea) en los montes de La Solana y Sierra Escalva.

Todas las actuaciones están valladas y se han realizado con material del propio espacio protegido, multiplicado por la Escuela, la Fundación GSD (a través del GSD International School Buitrago) o los viveros del IMIDRA y del programa de educación ambiental en el Hayedo (estos últimos dependientes de la Comunidad de Madrid).

El objetivo es expandir el Hayedo de Montejo facilitando la repoblación en zonas degradadas con pies de árboles y arbustos criados de semillas o de esquejes del propio hayedo.

“Tenemos claro que hay que expandir el Hayedo de Montejo. Por la zona de arriba tenemos un pinar de repoblación que está pidiendo una clara e introducir especies como las que hay en el hayedo, hayas o robles, y así facilitar la repoblación natural. De este modo vamos a avanzar en el tiempo y vamos a reducir el riesgo de incendio porque estás quitando posible combustible. Y en la parte de abajo, lo que queremos hacer es ribera. Porque aquí no hay bosque de ribera, por el uso que hacía el pueblo de Montejo con los árboles de ribera, que no son tan consistentes para la leña, y por eso fueron desapareciendo. Solo hay robles, hayas e incluso acebos pero no hay abedules, ni alisos, ni fresnos ni especies de este tipo. La propuesta con la Fundación Montemadrid es hacer una pequeña intervención para ir introduciendo este tipo de especies para ir restaurando la ribera del rio Jarama. Esta prueba nos va a permitir saber qué especie va mejor en este entorno para ampliar el proyecto. Se pretende ampliar el bosque y que sea más fiel al que fue en un origen”, explica Guillermo González, de la Escuela de Montes de la Universidad Politécnica de Madrid.

Desde hace más de 20 años apoyamos proyectos en el Hayedo de Montejo y en la Sierra del Rincón, Reserva de la Biosfera, siempre con un componente medioambiental, de desarrollo rural y educativo gracias a la colaboración con la Comunidad de Madrid, Escuela de Montes de la Universidad Politécnica de Madrid y la cooperativa Gredos San Diego. Como explica el director general de la Fundación Montemadrid, José Guirao, “nuestra idea es seguir apoyando la recuperación, el mantenimiento y la regeneración de estos bosques que son excepcionales en España y en la Comunidad de Madrid, para que se sigan manteniendo sanos y que sigan progresando. Que continúe esta maravilla que son estos ejemplares de árboles de más de 300 años”.

 

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *