Presentamos el proyecto de Restauración del torreón del Puente de Alcántara

La alcaldesa de Toledo, Milagros Tolón, y el director general de la Fundación Montemadrid, José Guirao, presentaron el proyecto de restauración del torreón del Puente de Alcántara. Se trata de uno de los elementos más emblemáticos del sistema de fortificación y defensa de la ciudad de Toledo. Ambas entidades son las responsables de este proyecto que es mucho más que una acción de conservación del Patrimonio, puesto que uno de los objetivos del convenio firmado entre el Ayuntamiento y Montemadrid es formar y ofrecer una alternativa laboral a nueve jóvenes desempleados.

Con este fin se ha creado la Escuela de Empleo Municipal, un centro piloto en el que se imparte formación en albañilería clásica a estos jóvenes en situación de difícil empleabilidad y en la que se alterna el aprendizaje con el trabajo productivo en la restauración del torreón.

El Puente de Alcántara de Toledo es uno de los más importantes elementos del complejo y variado sistema de fortificación de la ciudad. Su origen se remonta a época romana, si bien la primera noticia en crónicas históricas data del año 788. En él confluían los caminos que desde el otro lado del Tajo provenían del este y del sur y tenía una enorme importancia defensiva y estratégica, pero también fiscal (cobro del impuesto del pontazgo), ya que era paso obligado para acceder a la ciudad desde el este salvando el cauce del Tajo.

El torreón occidental, cuya construcción las referencias históricas sitúan a comienzos del siglo XIII, permanece inalterado prácticamente desde 1590 y es un auténtico “hito” volumétrico visual en la ciudad de Toledo. Se trata de una torre-puerta exteriormente ejecutada con fábrica de sillería granítica, con una altura sobre su nivel de arranque en la ribera que supera en algunos puntos los 30 metros.

El proyecto de restauración dirigido por la Fundación Montemadrid recuperará la gran estancia superior y el sistema defensivo completo de esta torre-puerta. Esto supondrá la puesta en valor de este monumento, proporcionando la contemplación de un elemento de arquitectura militar medieval excepcional, con el añadido de una gran estancia con miradores inéditos sobre el Tajo y la ciudad de Toledo para disfrute de sus visitantes. La visita permitirá llegar desde el nivel del puente hasta el piso primero y a partir de éste, una vez contemplado el rastrillo y su funcionamiento, acceder al terrado con su adarve o andador perimetral.

José Guirao ha agradecido al ayuntamiento la oportunidad para trabajar en uno de los lugares emblemáticos de la ciudad y poder hacerlo a través de la Escuela de Empleo que “de momento es solo un pequeño proyecto piloto, pero puede marcar un camino”. Para el director de Fundación Montemadrid «España es líder en patrimonio histórico, somos el tercer país del mundo con más declaraciones Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO y vincular la formación y el empleo joven con la conservación de nuestros monumentos es sin duda una inversión de  futuro.”

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *