Formación profesional, un futuro provechoso

La formación profesional puede ser tan sugerente y atractiva como la universitaria. Trabajar en la conservación del patrimonio nacional o en una agencia de viajes, continuar tu formación en Londres o dar un vuelco a tu carrera con 32 años y comenzar de nuevo para asegurarte un futuro laboral, son algunas de las posibilidades que ofrece.

“Yo recomendaría la formación profesional sobre todo para alguien que no tiene muy claro hacer una carrera. Además, es más sencillo y es una forma de salir al mercado laboral que no impide acceder a la Universidad después».

Es el testimonio de Juan Manuel Campoy, un joven de 23 años que ha cursado estudios de técnico de laboratorio en el Centro de formación profesional de Santa María del Castillo (Buitrago). Pero hay muchísimos como él.  ¿Quieres ser tú uno de ellos?

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *