¿Qué pasaría si hubiéramos nacido en otro lugar?

Foto: Intermón Oxfan
Foto: Intermón Oxfan

Tanzania: “Hace cinco días que no como”. Etiopía: “Hoy he caminado cinco horas para traer a casa 20 litros de agua. No puedo más”. Perú: “Hoy he comido por siete céntimos. Lástima que sea la única comida del día”.  Colombia: “Estoy harto de vivir en una ciudad sin ley”. Burkina Faso: “No sé leer ni escribir. Ojalá mis hijos tengan la oportunidad de aprender”. ¿A alguien le dejan indiferente estas confesiones? Pues aún hay más.

Burundi: “Llevo años fuera de casa. Seguramente ya ni exista”. Haití: “No puedo comprarme ni un kilo de arroz”. Paraguay: “La soja me ha hundido en la pobreza”. República Dominicana: “A mi amiga María se le ignora por ser mujer”. Sudán: “Todavía recuerdo los bombardeos mientras huíamos de casa”. ¿Alguien quisiera para sí alguna de estas situaciones?

Con estos mensajes tan crudos, pero a la vez tan reales, ciertos y contundentes intentará ahora Intermón Oxfan sensibilizar a la población y se suma, como viene siendo cada vez más habitual, a las ventajas que le proporcionan las redes sociales como Facebook y Twitter, donde aparecerán estas duras afirmaciones y reflexiones personales. Porque: “podrías haber nacido en cualquier otra parte del mundo. Y hoy tu vida sería distinta”.

La campaña de la ONG llega bajo el título de ‘Tu otro tú’ y lo que pretende es que el receptor del mensaje, tú, yo, lleguemos a ponerlos en la piel del protagonista del mensaje que leemos porque, si nos hubiera tocado vivir en alguno de los países mencionados más arriba, probablemente, justo esa situación la podríamos estar viviendo nosotros en primera persona. Así, mediante la identificación, Oxfan se propone captar personas solidarias que “ayuden a cambiar vidas”.

De este modo, ‘Tu otro tú’ quiere recordar a los internautas que el destino podría haber querido que nacieran en otro país en el que su vida hubiera sido diferente; en el que el acceso al agua potable, a los alimentos, a la educación no fuera algo habitual; o en el que los derechos de las mujeres y los niños no se respetaran. De ahí su interés para concienciar a las personas que vean su nuevo trabajo y así poder enviar más ayuda humanitaria y colaborar en el desarrollo de estos países del tercer mundo.

Por este motivo, la iniciativa, además, recoge un breve resumen de diferentes proyectos en los que voluntarios de la ONG, así como cooperants y otras personas trabajan in situ. Tú también puedes colaborar ya sea  mediante un donativo o ayudando a difundir los mensajes de la campaña en las citadas redes sociales.

Así por ejemplo, uno de los hechos reales que cuenta Intermón es que en Tanzania las sequías recurrentes dejan al 60% de los pequeños productores y productoras sin comida en períodos que pueden ser de cinco a seis meses cada año. Por este motivo, desde la organización trabajan para garantizar la disponibilidad de alimentos durante todo el año.

Foto: Intermón Oxfan
Foto: Intermón Oxfan

En este sentido, las acciones de la ONG en este país africano van encaminadas a diversificar sus medios de vida para que puedan generar ingresos de forma estable:

“Intermón apoya en esta zona la producción del pollo local, la construcción y funcionamiento de los bancos comunitarios de cereales, y las cooperativas de procesado y comercialización de aceite de girasol”.

Si os interesa, podéis ver muchos más ejemplos en su página web, todos emotivos y absolutamente verídicos. Es más, cuando accedáis a ‘Tu otro tú’, podréis conocer cómo hubiera sido vuestra vida en ese otro país. De hecho, cuando aceptáis ver ‘Tu otro tú’, un listado de países aparecen ante vuestros ojos simulando una ruleta virtual que acaba designando destinos como los citados al principio de este texto (Tanzania, Perú, Burkina Faso, Haití…)

Y precisamente es entonces cuando a uno se le descubre la vida que le hubiera tocado vivir en caso de haber nacido allí. Por supuesto, la campaña, atractiva y funcional, está también aderezada por la información, como la que os he contado de Tanzania, que describe la pobreza o la problemática de las personas que residen en cada uno de estos lugares paupérrimos o conflictivos por alguna razón.

Se busca así que el proceso de identificación del que os he hablado permita al internauta sentir o vivir, al menos por un momento, esa situación referida como propia. Duro, pero esperemos que efectivo. Comprobadlo por vosotros mismos.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *