Una capa de la retina podría ayudar al diagnóstico del Alzheimer

ojoUn estudio realizado por investigadores del Centro Médico de la Universidad de Georgetown (GUMC, por sus siglas en inglés) y por la Universidad de Hong Kong indica que la pérdida de una capa particular de células localizada en la retina podría estar relacionada con el desarrollo del Alzheimer. Este trabajo se presentó en sociedad en el marco de ‘Neuroscience 2013’, la reunión anual de la Society for Neuroscience.

Para su realización, los expertos examinaron las retinas de ratones que habían sido manipulados genéticamente para desarrollar la enfermedad de Alzheimer, puesto que la retina es una extensión del cerebro, y es lógico comprobar si los cambios y procesos patológicos que ocurren en un cerebro con Alzheimer, se producen también en el ojo.

Además, estudios anteriores ya habían hablado de la posible relación entre el glaucoma (enfermedad que produce la pérdida de visión) y el Alzheimer, puesto que ambas se caracterizan por la pérdida de neuronas.

Hasta el momento, los estudios se habían centrado en analizar la capa de las células ganglionares de la retina, que transmite la información visual a través del nervio óptico al cerebro. Sin embargo, se ha encontrado que antes de que se produzca esta transmisión, las células ganglionares reciben información de otra capa, llamada capa nuclear interna.

Esta segunda capa fue analizada por los investigadores en los ratones que sirvieron de muestra para este estudio y los resultados mostraron una pérdida significativa de espesor en los ratones que habían desarrollado el Alzheimer, con respecto a los que no lo hicieron.

Esto podría ocurrir de forma similar en humanos, cuyo grosor de las capas puede medirse de una forma más precisa que en los ratones gracias a la tomografía de coherencia óptica, por lo que sería más fácil detectar la enfermedad.

La importancia de este estudio es que es pionero en este campo, puesto que las células de la retina no se habían investigado anteriormente en relación a la enfermedad de Alzheimer y puede ayudar a los científicos a comprender mejor esta patología y su evolución.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *