Lee ‘2,6 gramos’, Segundo Premio del Concurso de Microrrelatos de Monte de Piedad

Os presentamos el relato ganador del Segundo Premio del Concurso de Microrrelatos 315 Aniversario del Monte de Piedad. Un reconocimiento con el que hemos querido poner de relieve la importancia histórica y actual de una entidad que lleva tres siglos de actividad ininterrumpida ofreciendo crédito social. Gracias a todos los participantes y enhorabuena a Mónica Barros Grela por su relato que nos ha enviado desde A Coruña ¡Gracias! Puedes descubrir a los ganadores de los tres Accésits aquí, y también leer más historias sobre Monte de Piedad o sobre la labor que realiza.

2,6 gramos

Un microrrelato de Mónica Barros Grela (A Coruña)

Se sentó en un banco frente al río. Hacía frío. Su mano derecha jugaba a dar vueltas al anillo dentro del bolsillo de su abrigo gris. Pensaba y recordaba. Pensaba en cuánto le había costado recuperar aquella alianza. Había ganado una subasta en el Monte de Piedad en la que nadie había pujado por ella. “Alianza de oro amarillo de 18 kilates. 2,6 gramos. Grabada Carlos 18- 09-1973. Precio de salida: 130 euros”, rezaba la descripción. El dinero era lo de menos, costaba más recuperar todos los recuerdos que guardaba aquel trocito de oro amarillo. Nadie entendería que hubiese pujado por recuperar aquella alianza que la había tenido atada a la pena, al dolor, al llanto y al miedo. Pero ella necesitaba jugar de nuevo con el anillo en su bolsillo, como hizo tantas veces escondida en su casa, abrazando a sus hijos, esperando a que terminase el horror interminable, inevitable. Volvió a tener las mismas sensaciones, las mismas emociones. Volvió a oler el miedo, a escuchar los pasos, a callar los gritos, a saborear la sangre del labio partido y a tocar aquella alianza que la unía al terror. Se levantó despacio, sacó el anillo apretado en el puño y con fuerza lo lanzó al río. Un grito ensordecedor y primitivo, salido de las entrañas, atravesó el frío de la mañana y quedó suspendido sobre la bruma. Se marchó con las manos en los bolsillos, evitando que la helada cuartease la piel de sus manos, y dejando en el río para siempre el dolor, la pena, la rabia y el odio en 2,6 gramos de 18 kilates.

¡Descarga y lee aquí los relatos ganadores!

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *