Los niños de la cárcel salen al campo

Los cuarenta niños menores de tres años que viven junto con sus madres en los centros penitenciarios de Soto del Real y de Aranjuez, en la Comunidad de  Madrid, han tenido la oportunidad de pasar un día de asueto en el campo, gracias a la actividad organizada por la Fundación Padre Garralda.

Dicha organización se encarga de planear diversos ratos de ocio a los niños de las cárceles y, además de estas excursiones, organiza varias actividades lúdicas, como campamentos veraniegos en la playa, visitas a centros educativos medioambientales, celebraciones de cumpleaños o asistencia a espectáculos teatrales o circenses, para que puedan olvidarse durante unas horas o días de la situación con la que conviven a diario.

A la excursión asistieron también veintiocho reclusas, que junto con sus hijos, estuvieron acompañados de veintitrés voluntarios de la fundación. Durante la jornada, los niños pudieron disfrutar de juegos organizados por los voluntarios, columpios y pelota en el campo de fútbol. Por la tarde, el grupo recorrió la zona de animales de la finca, en la que viven iguanas, perros, gatos, cerdos, canarios y ovejas.

Según informa la propia fundación en su página web, la Ley permite a las mujeres que están cumpliendo condena que puedan vivir con sus hijos en la cárcel hasta que cumplan 3 años. Estos niños conviven en prisión con sus madres en una etapa de la vida en la que se perfila su personalidad. Durante estos años de vida, los estímulos, aprendizajes y conductas que propician el desarrollo de los niños como personas son determinantes para el resto de su vida.

Instituciones Penitenciarias, organismo responsable del funcionamiento y gestión de todos los centros penitenciarios que existen en España, ha desarrollado un magnífico programa de actuación y asistencia global a estos niños en aquellos centros donde viven los pequeños.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *