La integración laboral de las personas con discapacidad en el sector químico

insercionsocial_la-integracion-laboral-de-las-personas-con-discapacidad-en-el-sector-quimicoMe ha resultado interesante un documento que he leído sobre la ‘Integración segura de personas con capacidades diferentes en la industria química’. Se trata de un estudio realizado por el Instituto de Biomecánica de Valencia (IBV), en colaboración con la Federación de Industrias Textil-Piel, Químicas y Afines de Comisiones Obreras (FITEQA-CCOO), la Federación Estatal de Industrias Afines de UGT (FIA-UGT) y la Federación Empresarial de la Industria Química Española (FEIQUE).

Por lo visto, el objetivo de este proyecto, tal y como ha explicado el director de Salud Laboral del IBV, Alfonso Oltra, es promover y mejorar las condiciones de trabajo de las personas con discapacidad en el sector químico proporcionando pautas que permitan eliminar o mitigar las barreras físicas y psicosociales en el sector.

Lo curioso es que se han hemos centrado en estudiar qué acciones pueden mejorar las condiciones de salud y seguridad en el trabajo para este colectivo, proporcionar pautas para ello y llegar a producir un cambio de hábitos y conductas con la finalidad de conseguir una completa integración de las personas con discapacidad y así reducir los riesgos laborales a los que se enfrentan estos trabajadores.

Y es que, no cabe duda de que el trabajo es uno de los elementos centrales de la vida, ya que es fuente de independencia económica, estabilidad personal y normalización social. El problema es que este colectivo puede tener especiales dificultades para encontrarlo o mantenerlo. De hecho, en muchas ocasiones, estas trabas se deben en muchos casos a factores que no tienen que ver con la capacidad de la persona para realizar las tareas esenciales, sino con la falta de adaptación del puesto de trabajo, con la existencia de riesgos laborales o simplemente por prejuicios a la discapacidad.

Pues bien, con el espíritu de estudiar y dar soluciones a estos problemas, se ha desarrollado el proyecto ‘Integración segura de personas con capacidades diferentes en el sector de la Industria Química’ y, como resultado, ha salido un manual con contenidos informativos y divulgativos, que puede ser de interés tanto para técnicos y responsables como para personas con capacidades diferentes y sus representantes en empresas, asociaciones y servicios de integración laboral.

Alfonso Oltra ha explicado que:

“A la hora de incorporar a una persona en un entorno laboral es fundamental identificar las barreras, tanto físicas como psíquicas, a las que se enfrentará y que pueden provocar la aparición de riesgos laborales. En primer lugar es necesario realizar una evaluación inicial que permita comparar las demandas de los trabajos con las capacidades funcionales de los trabajadores; a partir de las conclusiones de esta comparación se podrán identificar actuaciones necesarias para la adaptación del puesto de trabajo”.

Pero centrémonos en la industria química, que es un sector de gran importancia económica en España. Según la Federación Empresarial de la Industria Química Española (FEIQUE) está compuesto por 3.508 empresas que facturan anualmente 51.284 millones de euros, generando el 10% del Producto Interior Bruto y más de 500.000 puestos de trabajo directo, indirecto e inducido en España.

El estudio señala que este sector consta de una gran variedad y cantidad de puestos de trabajo que hacen más factible la integración de las personas con diversidad funcional. Asimismo, resalta que frente a los prejuicios existentes, las experiencias de integración laboral demuestran que la contratación de personas con discapacidad es beneficiosa y rentable tanto en el aspecto humano como en el económico.

En suma, estos trabajadores están más motivados, los costes asociados a la contratación de personas con discapacidad son bajos y están en gran parte financiados mediante incentivos. Además, la inversión en mejoras ergonómicas en los puestos de trabajo repercute favorablemente en las condiciones laborales de todos los trabajadores, lo cual lleva a una mayor satisfacción y productividad de los mismos y a una reducción en el absentismo y bajas laborales.

Pues eso, un sector por descubrir y muchas personas con discapacidad deseando ocupar su puesto. ¡Qué comience el baile, el movimiento necesario para la integración laboral de las personas con discapacidad en el sector químico!

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *