Inaugurada la oficina de Alicante

El Monte de Piedad de la Fundación Montemadrid inauguró su nueva oficina en Alicante, con la que inicia su expansión fuera de Madrid 313 años después de su nacimiento. El acto contó con la participación de Sofía Morales, concejala de Economía y Hacienda del Ayuntamiento de Alicante, Manuel Illueca, director general del Instituto Valenciano de Finanzas, José Guirao, director general de la Fundación Montemadrid, y Santiago Gil, director del Monte de Piedad.

En su intervención, Santiago Gil, director del Monte de Piedad, destacó el doble beneficio de una institución como el Monte de Piedad para la sociedad: primero, dar acceso al crédito a personas que habitualmente no lo tienen; segundo, revertir el 100% de los beneficios de esta entidad sin ánimo de lucro en solidaridad, medio ambiente, cultura y educación a través de la Fundación Montemadrid.

José Guirao, director general de la Fundación Montemadrid, destacó el compromiso de la Fundación de “involucrarse en la sociedad alicantina y que lo que genere la actividad del Monte en Alicante llegue también a los ciudadanos de esta provincia”. Por otra parte, resaltó la importancia de que en el futuro instituciones como el Monte de Piedad puedan generar “productos financieros asequibles para todas las personas que están excluidas del circuito financiero”.

La concejala de Economía y Hacienda del Ayuntamiento de Alicante, Sofía Morales, agradeció la invitación a la inauguración del Monte de Piedad en Alicante y señaló: “Yo no estaría aquí si no fuese por el componente social de una institución como el Monte de Piedad”.

Por su parte, el director general del Instituto Valenciano de Finanzas, Manuel Illueca, dijo sentirse “orgulloso de que una institución como el Monte de Piedad haya elegido Alicante para su primer Monte fuera de Madrid” y añadió que “el Monte de Piedad tiene 300 años de prueba para llegar a un mecanismo eficiente que es el que ahora se presenta en Alicante”. Además, Mañueco señaló que “el Monte llega a Alicante en una situación muy complicada para todos”, en la que destacó que en la Comunidad Valenciana hay un 40% menos de oficinas bancarias y un 20% menos de empleados, además del drama de la desaparición de las Cajas de Ahorros.

 

Una ciudad sin montepío

Con la apertura de esta sede, la entidad viene a cubrir el vacío que existe en la capital alicantina, que no cuenta desde hace décadas con ningún montepío. El Monte de Piedad dará así una doble respuesta. Por un lado a sus 3.500 clientes, mejorando la atención dispensada, ya que hasta ahora se veían obligados a desplazarse a la capital para disfrutar de sus servicios. Por otro, al resto de ciudadanos de la zona, ofreciéndoles la oportunidad de cubrir sus necesidades a través de este tipo de crédito. De este modo cubrirá uno de sus objetivos principales: acercar la pequeña financiación al mayor número posible de personas.

Fiel a su ideario fundacional, el Monte de Piedad quiere facilitar a quienes tienen necesidades puntuales de financiación la obtención de créditos prendarios al mínimo interés por sus joyas. Se trata de un crédito inmediato, seguro y con la confianza de recuperar las joyas en cualquier momento: el cliente lleva su joya, se tasa y recibe el dinero al instante.

Alicante es la primera oficina que el Monte de Piedad abre fuera de Madrid, y la segunda que inaugura este año, tras la de Móstoles, sin que ello vaya a afectar a la actividad habitual de la sede principal de Monte de Piedad de Madrid, ubicada en el mismo centro de la capital madrileña Plaza de las Descalzas, s/n). Toda la información está en www.montedepiedad.es

 

Un microcrédito social inmediato, seguro y al mínimo interés 

El Monte de Piedad de la Fundación Montemadrid es uno de los más antiguos del mundo y el más importante de Europa en cuanto a volumen de operaciones. Fundado por Francisco Piquer en 1702, con la finalidad de atender las demandas de las clases sociales más necesitadas de protección a través de la concesión de préstamos garantizados con alhajas y ropas, para luchar contra los abusos de la usura, es hoy un lugar donde se puede obtener una financiación inmediata sobre joyas y alhajas de oro, objetos ornamentales de plata y relojes de acero, lo que lo convierte en un recurso atractivo y asumible en momentos puntuales de necesidad de financiación. 

Además, el desembolso es inmediato a la concesión, no existen gastos iniciales en la apertura, y la cancelación del mismo puede realizarse en cualquier momento de la vida del préstamo sin coste adicional. El 95% de los clientes recuperan sus joyas. En el caso de que el cliente no renueve o no cancele el crédito, la joya o alhaja se podrá subastar y, si sube el precio de la joya subastada, la diferencia es para el cliente. 

Fiel a su ideario, Monte de Piedad destina el 100% de sus beneficios a la Fundación Montemadrid, entidad privada que trabaja en ámbitos como la cultura, la solidaridad, el medio ambiente y la educación, y cuenta con centros socioculturales como La Casa Encendida o la Casa San Cristóbal, en Madrid, además de mantener escuelas infantiles y colegios, espacios para mayores, bibliotecas y centros de empleo y ocupación. La Fundación 

Montemadrid cuenta con una convocatoria anual de apoyo a proyectos de ONG y tiene más de 30 centros para dependientes, personas con discapacidad o atención a drogo-dependientes cuya gestión está cedida a algunas ONG que trabajan en esos ámbitos.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *