Gema Yenes: “Cada vez acuden más particulares a las subastas”

Lo has visto en películas, en programas de televisión e incluso puede que alguna vez hayas hecho una puja en la conocida página Ebay. Lo cierto es que las subastas no son un formato de compra-venta desconocido, pero en realidad pocos han vivido en directo la emoción de una subasta presencial. Mañana, el Monte de Piedad de Madrid celebra su subasta del mes de abril, con un catálogo que puedes consultar aquí, y para acercar la experiencia a todos hemos hablado con Gema Yenes Martínez, coordinadora de la institución.

-¿Es necesario comprar una entrada o registrarse en algún lugar para poder acceder a las subastas?

No hace falta registrarse. A la entrada del Monte de Piedad te toman los datos para asignarte la raqueta con la que harás las pujas. Claro que si quieres ganar tiempo, puedes registrarte en la página web del Monte. Así, al venir a la subasta solo tienes que presentar tu documento de identidad y ya te asignan la raqueta directamente. ¡Sólo las empresas tienen que registrarse con anterioridad, puesto que tenemos que cotejar los datos fiscales con las escrituras!

-¿Dónde se celebran las subastas?

Dependiendo de las subastas, algunas se celebran en la Sala del Monte de Piedad (normales), otras en la Sala de las Alhajas (especiales). La de mañana es normal y se hace en el patio de operaciones del Monte que se prepara especialmente para la subasta. Es una sala amplia, rectangular, donde se ve al fondo una tarima alzada donde está el subastador y una persona tomando las pujas. A la izquierda la zona de caja y entrega de lotes. A los lados y de frente, unos monitores donde van saliendo los lotes a subastar. Hay capacidad como para acoger a 100 personas y no son sitios numerados… por lo que hay que venir prontito para coger sitio o si te gusta una zona en especial…como en los cines sin numerar…

-¿También hay una zona de teléfonos donde la gente va pujando y sumándose a las pujas?

De momento no, las pujas se hacen presencialmente o si se han hecho por internet, la mesa defenderá esas pujas.

©MIGUEL BERROCAL

-Ya está todo el público sentando. ¿Qué sucede a continuación?

El subastador se coloca en un atril y va explicando los lotes, aunque normalmente no explica “todos”, pues sería eterna la subasta, solo aquellos que él estima oportuno. Al tiempo que se sucede la subasta, los lotes se muestran en la pantalla. Ya ha habido una semana previa de exposición donde los clientes han podido tener en sus manos las piezas y observarlas con detenimiento.

-¿Cuántas piezas se seleccionan para una subasta?

Va  a depender de los préstamos que venzan cada mes, pero no baja de 1.500 lotes. Los lotes que salen a la subasta presencial se pueden renovar o cancelar hasta el día de la subasta (es una característica de las subastas de los Montes de Piedad). Cuando llegas a la sala de subastas hay listados con los lotes retirados para no perder el tiempo si resulta que ya no están. ¡En cualquier caso, en la página web está la información actualizada, por lo cual es conveniente echarla un vistazo antes de venir!

-¿Qué criterios se siguen para seleccionar los lotes?

Lo que se distingue es por tipología de pieza, dependiendo que tipo de joya sea, saldrá en una sesión o en otra. Se procura que a la sesión presencial vayan las mejores piezas: las más curiosas, antiguas, firmas, relojes buenos… Para la sesión de pliegos, suelen ser piezas más normales, mayoritariamente de oro. Y en la online, cositas muy comerciales, con brillantes pero no de gran tamaño, y también de diseño y vintage, especiales, muy demandadas por el público más joven. 

-¿Qué perfil de edad suele acudir a las subastas? ¿Son profesionales o gente curiosa?

A las subastas presenciales suelen acudir mayores de 30 años, entre 40 y 50 la mayoría. El público es muy diverso, claro que hay profesionales de la joyería y antigüedades, pero cada vez acuden más particulares, no sólo por conseguir joyas a buen precio sino porque nuestra oferta es muy variada y en determinadas tipologías de piezas, como las antiguas o primeras firmas, exclusivas y únicas.

-¿Generalmente se supera en la subasta el precio por el que se dejó la pieza en el Monte de Piedad?

Es lo normal, y en ocasiones cantidades importantes dependiendo del “pique” de los clientes. La gente se sorprende mucho cuando contamos que la diferencia entre lo que se ha rematado la pieza y el préstamo es para el prestatario. Nosotros únicamente descontamos los gastos del dinero que le prestamos y los generados por la subasta. Algunas veces las diferencias son importantes. El dinero está a disposición del prestatario durante 20 años, y si nadie lo reclama será para la Hacienda Pública, así que al final ganamos todos.

-¿La gente que ha ganado la puja se lleva la joya ese mismo día?

Puede llevársela ese mismo día, pero va a depender del importe. Para adjudicaciones superiores a 2.500 €, no se pueden hacer pagos en efectivo, con lo cual a no ser que tengas una tarjeta que te permita pagar esos importes, no la puedes retirar en ese momento. Para importes altos se paga por transferencia bancaria y se recoge cuando ya se ha hecho efectiva la transferencia. Plazo para pagar, si no lo puedo hacer en el momento: 5 días hábiles y hay que hacer una entrega a cuenta de un 20%.

Monte de Piedad

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *