Cinco razones para no perderse el FAV

“Nos parecía consecuente no solo plantear eventos en el centro de Madrid donde pudiese venir todo el mundo, sino ir nosotros a la gente. Irnos al barrio”. Nos lo explica Pedro Toro, de la Asociación Cultural HUL, organizadora del I Festivalito de Autoedición de Villaverde que tendrá lugar bajo el Puente de San Cristóbal este próximo sábado, 23 de abril, entre las 12 y las 20 horas. Enmarcado en las actividades del Día Internacional del Libro desarrolladas desde Fundación Montemadrid, el FAV, como se le llama ya de forma familiar, es precisamente eso: la cultura celebrada en los barrios, complementando la oferta de un siempre activo centro de Madrid que, sin ir más lejos, acoge también entre el 22 y el 24 de abril en la Casa Encendida otra cita librera inexcusable, Libros Mutantes 2016.

tumblr_o545a91p501vqbcmzo1_r1_1280

“En mi caso”, continúa Pedro Toro, “me he criado en el barrio de Moratalaz, he trabajado y vivido en Carabanchel, en Usera, también en San Fermín y soy bastante consciente de lo que supone el otro Madrid, el Madrid de los barrios y el estar alejado del centro. Hacer 30 o 45 minutos de transporte público para ir a las cosas interesantes.” Desde esta perspectiva, y tras la experiencia de dos ediciones ya del festival de edición independiente ¡Hostia Un Libro!, nace el FAV con vocación de reivindicar la cultura más underground en el día más literario del año. Pero también, el trabajo que asociaciones vecinales como Educación, Cultura y Solidaridad (ECyS) o instituciones como Casa San Cristóbal de Fundación Montemadrid realizan en una de las zonas más desfavorecidas y menos mediáticas de la capital. Aquí os desgranamos cinco razones de peso para no perderse esta primera edición del Festivalito de Autoedición de Villaverde que, estamos seguros, no será la última:

1.Un mercadillo bajo el puente

Cerca de una veintena de autoeditores participan en el mercadillo de fanzines, que no deja de ser la principal razón de ser del FAV. “Los fanzines”, explica Pedro Toro, “son como la versión más precaria e indigente del mundo editorial. Llevar algo así debajo de un puente nos parecía algo tan poético que no podíamos dejarlo escapar.” El Puente de San Cristóbal, además, “dialoga bastante con el espacio de la Cebada donde hacemos ¡Hostia un Libro”, señala Toro, “y todo el trabajo que había detrás, de los vecinos y asociaciones, nos encantó.” Porque el mercadillo del FAV no surge de la nada, sino como una extensión de dicho festival y del trabajo que la Asociación Cultural HUL viene desarrollando en el propio barrio durante los últimos meses.

13015628_620486418108815_1789666037335975706_n

2.El barrio y la acción social

El FAV es un “evento unido al taller de fanzines de San Cristóbal, desarrollado desde el pasado mes de febrero con un grupo de chavales del barrio y jóvenes de otros distritos que han venido a Casa San Cristóbal-Fundación Montemadrid para conocer el mundo de la autoedición”, cuenta Pedro Toro. Los participantes han elaborado un fanzine colectivo y colaboran activamente, junto a Casa San Cristóbal, HUL y ECyS, en el desarrollo del evento. Pero, además, los diferentes organizadores buscan que el FAV “repercuta positivamente en el barrio, no solo ofreciendo una programación distinta que no hay habitualmente, sino que la gente que vaya y quiera comprar un fanzine pueda elegir entre pagarlo con dinero o con comida”. Lo que nos lleva a nuestro siguiente motivo para no faltar al FAV…

13062365_621611071329683_7195345206282209365_n

3.Comida por fanzines: Social Money Maker

Una de las iniciativas que tendrán lugar durante el festival lleva por nombre Social Money Maker y entronca directamente con la labor social de instituciones como Fundación Montemadrid, ECyS y la propia filosofía de trabajo y colaboración con entidades sociales de HUL: “es una iniciativa que hemos hecho junto con Build&Play.pro, y será básicamente un stand al que vas a poder ir con alimentos y productos de primera necesidad que vamos a donar al banco de alimentos de Cáritas en San Cristóbal”, explica Pedro Toro. “Según lo que traigas, se pesará y se cambiará por moneda social a través de una máquina. Según la cantidad donada, se darán tiques que equivalen a dinero para comprar entre la oferta de los autoeditores del mercadillo de fanzines”.

La organización del FAV ha diferenciado entre tres categorías de productos: “una categoría B, de productos no perecederos (pasta, arroz, legumbres…), pero sobre todo vamos a incentivar lo que llamamos productos de categoría A (tomate, conservas, etc.) y los Premium, por así decirlo, que son los que muchas veces faltan”. Se refiere Pedro Toro a productos de primera necesidad como leche materna, pañales pero también aceite de oliva, por ejemplo.

tumblr_inline_o5vl8iEyq31u5kne7_500

4. Actividades para todas las edades

También los más pequeños tienen su espacio en el FAV. Durante toda la jornada habrá un taller para niños en el que podrán realizar su primer fanzine, coloreando, pintando, recortando y pegando para, finalmente, poder llevarse su obra a casa. También habrá una biblioteca ambulante de cómics para todas las edades, la MicroTBOteca, que viaja en bicicleta impulsada a pedales por su creador Christian Osuna, “casi una leyenda del mundo del cómic independiente en España y en Madrid.”

5. Música y combates de dibujantes

12994488_621614941329296_6294758259949044324_n

Como colofón de un festivalito que tiene el diminutivo solo en el nombre, tendrá lugar por un lado el Rivendel Drawing Fighters, un combate entre dibujantes importado desde Valencia, donde ya es toda una institución. En esta liza, dos equipos de dos ilustradores tienen 30 minutos para pintar un lienzo de 1,5×1,5m, con la técnica que elijan según una serie de palabras e ideas lanzadas por el público asistente en el momento. Habrá nada menos que tres rondas.

Y nada como una actuación musical para cerrar el evento: The Dawlins, cuatro jóvenes madrileñas armadas con banjos, guitarras y contrabajos, darán un concierto en el que el folk, el country y el blues pantanoso pondrán a bailar al barrio de San Cristóbal bajo el puente de colores.

12801525_1002850759806000_7031506325897972858_n

¿Y te lo vas a perder?

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *