Arte en relieve que puede ser tocado y se hace accesible a las personas ciegas

Una persona ciega ve con sus manos el cuadro en relieve "El Españoleto"
Foto: ONCE

Imagina cerrar los ojos para ver una obra de arte, por ejemplo, una pintura. ¿Cómo hacerlo? Además de con una audioguía en la que escuchar una referencia del autor y la descripción del lienzo en cuestión, no se nos ocurre otra cosa que poder palpar la obra, acceder a ella mediante el sentido del tacto.

Eso es lo que ofrece desde hace unos días el Museo Tiflológico de la ONCE, que cuenta con una reproducción de ‘San Sebastián curado por las santas mujeres’ del pintor José de Ribera (más conocido como ‘El Españoleto’), accesible a las personas ciegas por estar en relieve.

Este cuadro tenebrista describe el momento en que las santas mujeres Irene y Lucila asisten a San Sebastián después de haber sido martirizado, y ha sido elegido para convertirse en ‘obra de arte accesible’ debido a que sus grandes figuras permiten localizar bien los detalles.

Su reproducción ha sido donada por el Museo de Bellas Artes de Bilbao, institución que ya posee cinco obras accesibles para personas con discapacidad visual pertenecientes al proyecto ‘Arte para tocar’. Todas estas piezas, al igual que la de José de Ribera que se puede disfrutar en el Museo Tiflológico de la ONCE, han sido desarrolladas por los Estudios Durero mediante una técnica de impresión denominada Didù, que permite que las personas ciegas puedan disfrutar plenamente del arte ‘viendo y tocando’ las obras.

La técnica Didú

Para reproducir un cuadro con la técnica Didú es necesario contar con una imagen digital en alta resolución, a partir de la cual se seleccionan distintas texturas y volúmenes que sirvan para guiar las manos de la persona ciega.

Una vez seleccionados estas texturas y volúmenes, se imprimen y se les aplica un procedimiento químico capaz de darles un relieve de hasta seis milímetros a los distintos elementos, consiguiendo así dar “un paso importante en la accesibilidad del arte para las personas ciegas” tal y como explica la directora de Educación, Empleo y Promoción Cultural de la ONCE, Ana Ruiz.

Además de poder tocar el cuadro, los visitantes del museo tendrán a su disposición una audioguía con la que escuchar el recorrido tactil de la obra, introducido por una breve referencia sobre el autor y el contenido del cuadro.

Con la incorporación de esta obra de ‘El Españoleto’, el Museo de la ONCE suma un atractivo más a su interesante colección en la que se pueden encontrar desde maquetas de monumentos arquitectónicos hasta material tiflológico y libros en braille, pasando por obras de artistas con discapacidad visual grave.

Si aún no lo has visitado, te animamos a que te acerques a este espacio accesible a todos los públicos lleno de obras que podrás disfrutar además de con la vista, través del tacto y el oído.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *