Los estudiantes de Programas Profesionales pondrán rumbo a Vicenza con sus becas Erasmus+


Antes ‘hacer un Erasmus’ era algo que se relacionaba exclusivamente a la vida universitaria. En Fundación Montemadrid trabajamos desde hace años, con el apoyo de SEPIE, por extender la experiencia a otros niveles educativos como es la Formación Profesional de Grado Medio. El año pasado, por primera vez, pusimos en marcha también el acceso a las becas Erasmus+ para alumnos de Programas Profesionales y, tras la experiencia positiva, este año hemos repetido la convocatoria.

En total, 7 estudiantes de Programas Profesionales del CE Ponce de León de Fundación Montemadrid y del IES Parque Aluche viajarán juntos a Europa, se abrirán a una nueva cultura y harán sus prácticas profesionales este verano. Todos ellos pondrán rumbo a la ciudad italiana de Vicenza donde, por las mañanas, estarán trabajando y mejorando sus competencias profesionales; por las tardes, sin embargo, tendrán tiempo libre para la cultura y el ocio, y para descubrir todo lo que la ciudad les ofrece. Desde tomarse un gelato en la Piazza, hasta callejear por las calles llenas de historia o visitar la cercana Venecia.

Gema, Ivette, Javier, Julio, Kelvin, Libertad y Noemí son los siete estudiantes que ya se han conocido en persona y puesto nombre en la primera sesión que hemos tenido con ellos. Algunos son personas sordas, otros tienen otras discapacidades, pero no supondrá para ellos ninguna barrera porque todos podrán relacionarse y entenderse, como ya sucedió el año pasado. Porque vivir un Erasmus+ no solamente es entrar en contacto con otras culturas, también lo es con otras personas, diferentes a ti, que comparten los mismos valores y las mismas ganas de aprender.

Para muchos esta será su primera salida sin padres, pero no estarán solos. Durante su Erasmus+ estarán acompañados en todo momento por profesores de sus centros y también contarán con el apoyo de dos personas ubicadas en Vicenza que responderán ante cualquier incidencia o duda. Además, para despejar cualquier temor, a la reunión acudieron a contar cómo fue su beca dos de los alumnos de Programas Profesionales del año pasado. Con ellos recordamos algunos de los mejores momentos, así como los retos a los que tuvieron que enfrentarse. Hubo una respuesta unánime, si pudiesen ¡volverían a repetir la experiencia sin dudarlo!

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *