Así ha sido la XII edición del programa Montemadrid Vives Emplea-Despega San Cristóbal

Gracias a este innovador programa, la mitad de sus participantes ha encontrado empleo en barrios donde hay una alta tasa de desempleo .

Ha finalizado la XII edición del programa Montemadrid Vives Emplea-Despega San Cristóbal, que realizamos junto a Acción contra el Hambre y el Fondo Social Europeo. Un proyecto de empleo innovador y necesario en barrios donde la tasa de desempleo es alta y en el que compartimos ilusión, ganas y motivación.

No tener un empleo es mucho más que tener dificultades económicas. Para las personas que viven en barrios desfavorecidos, encontrar un empleo es la oportunidad que necesitan para mejorar su calidad de vida e integrarse plenamente.

Buscar un trabajo es ya de por sí una tarea complicada, especialmente si hay barreras como el idioma, las cargas familiares o la falta de estudios. Ahora, además, con las restricciones sanitarias impuestas en todo el mundo a causa de la pandemia, se añade una nueva complicación: cómo buscar empleo sin poder salir de casa. 

Un formato online adaptado a tiempos difíciles

Ante la imposibilidad de realizar el programa de forma presencial, debido a las restricciones perimetrales, rápidamente nos adaptamos a las circunstancias. Tras un primer encuentro presencial, decidimos continuar adelante realizando las sesiones de forma online. En ellas, Cristina Cózar, técnica de Inclusión Sociolaboral del programa Montemadrid Vives Emplea-Despega San Cristóbal, ha prestado todo su apoyo y profesionalidad para que los participantes se sintieran en todo momento acompañados durante el proceso de búsqueda de empleo. 

Para Ámbar, venezolana que ha encontrado trabajo en el sector logístico, «las expectativas eran más bajas por el formato online, y no pensaba que la integración del equipo o del formador fuera a ser tan buena. La dedicación y el apoyo han superado mis expectativas, y siento como si hubiera conocido en persona a todos mis compañeros».

El proyecto incluye actividades sobre cómo mejorar tu CV o cómo redactar una carta de presentación. También cómo practicar las entrevistas de trabajo (en las que los nervios pueden jugar malas pasadas) y conocer aplicaciones y herramientas como elevator pitch. Sin olvidar el acceso a las ferias de empleo virtuales, sesiones con personal de Adecco y con un coach experto en Linkedin. También se ocupa de dar formación en otros ámbitos relacionados con la calidad de vida, como la realización de un taller sobre nutrición o el manejo de herramientas para mejorar la autoestima. 

Dar respuesta a las necesidades, consultas o problemas que puedan surgir, como los problemas técnicos con las conexiones al tratarse de un formato enteramente online ha sido complicado. Pero con paciencia y buen hacer, hemos conseguido superar juntos todas estas dificultades. Esta edición ha sido la primera que se ha realizado de forma online, (la anterior tuvo que terminarse a distancia debido al Covid-19) con la ayuda de las plataformas digitales y un grupo de WhatsApp creado para poder realizar un seguimiento en tiempo real. El grupo ha conseguido crear una dinámica positiva y enriquecedora para todos, y ha estado formado por personas de diferentes procedencias y con trayectorias profesionales distintas.

El cambio empieza por uno mismo

Este programa está orientado a aumentar las oportunidades para encontrar un empleo a través del autoconocimiento, la motivación y la mejora de las competencias y habilidades de los 25 participantes. Compromiso y dedicación dos días a la semana durante dos meses son el primer paso para cambiar la situación de desempleo de personas con dificultades de inserción sociolaboral.

En muchos casos, se trata de personas de mediana edad en riesgo de exclusión. A menudo, se encuentran muy desmoralizadas por la búsqueda infructuosa de empleo y la falta de oportunidades. A pesar de no haber sido una de las participantes que ha encontrado trabajo, lo que más valora Almudena «es lo que hemos construido desde el grupo. No sentirte solo, compartir experiencias y sentimientos. Desarrollar la confianza de unos en otros a pesar de la distancia y estar cómodo hablando de tu situación. Me gustaría que esto no acabara. Me he sentido arropada».

Uno de los pilares del proyecto es reforzar la autoestima de estas personas, mejorar su autoconocimiento. Un ejemplo de ello es el de  Yesenia: «He notado una mejoría en mi autoestima gracias a la conexión entre todos los compañeros. Mi expectativa era conseguir un empleo, pero he conseguido mucho más: superar muchos miedos. Tocar temas como la nutrición, que parece que están fuera del ámbito del empleo, me han ayudado a mejorar mi vida y me animan y me dan fuerza para continuar».

Este cambio empieza por uno mismo, pero contar con ayuda es fundamental para que se produzca una transformación en las personas participantes. Tanto a nivel profesional como personal, ese cambio tiene efectos positivos también en su entorno más cercano, como le ha ocurrido a Lesvy. 

«Mis hijos me han notado más segura a la hora de buscar trabajo. Me he esforzado mucho en mejorar mi nivel de estudios y ahora siento que tengo más confianza en mí misma y siento que puedo lograrlo. Antes me sentía demasiado mayor para encontrar un trabajo, y tengo 35 años».

Resultados esperanzadores 

Gracias a una metodología innovadora de trabajo en equipo, se ponen en valor las capacidades de los participantes para ayudarles a conseguir sus objetivos.  

Contactos directos con empresas, eventos de empleo y talleres con responsables de RR. HH. han colaborado para que estas personas  puedan recuperar la motivación y  la confianza. Les ayudamos a diferenciarse del resto de candidatos para que en el próximo proceso de selección estén en igualdad de condiciones.

  • 5 de cada 10 participantes encuentra un trabajo nada más finalizar el programa o antes de que concluya.
  • 2 de cada 10 participantes retoman sus estudios para mejorar su perfil profesional.
  • En esta edición, 12 personas  de entre 22 y 54 años han encontrado un empleo, de las cuales 9 son mujeres.

María José encontró empleo gracias a Montemadrid Vives Emplea en el año 2018. Su experiencia es muy parecida a la de otras personas residentes en el barrio de Villaverde y a la de Raquel, de 48 años (España) que ha encontrado un trabajo en esta edición de 2020: «He pasado de la curiosidad por participar en el programa a cambiar la forma en la que buscar trabajo, y he descubierto que hay otras vías más efectivas y que dan resultado».

Wilma tiene 36 años y es de Ecuador. Después de encontrar un trabajo en el sector logístico, comenta acerca de su participación: «Lo he vivido con mucha positividad e ilusión desde el principio. Lo mejor ha sido trabajar cada día con Cristina para obtener conocimientos y una orientación correcta»

Vives Emplea, un programa de empleo innovador

El programa Montemadrid Vives Emplea-Despega San Cristóbal es el programa gratuito que desarrollamos en Casa San Cristóbal en colaboración con Acción contra el Hambre y el Fondo Social Europeo. Tiene como objetivo  aumentar las posibilidades de encontrar empleo de personas desempleadas.

La XII edición de Montemadrid Vives Emplea-Despega San Cristóbal empezó en septiembre y ha terminado en diciembre. Promueve la adquisición de habilidades sociales y competencias básicas para el empleo de personas que, por diferentes motivos, se encuentren en situación de riesgo de exclusión sociolaboral. Ponemos en valor su talento e iniciativa para mejorar su situación personal y el entorno que los rodea.

La próxima edición comenzará en enero de 2021. Si quieres saber qué requisitos necesitas para participar en el Programa Montemadrid Vives Emplea-Despega San Cristóbal, infórmate aquí. La inscripción puede realizarse a través de la web www.vivesemplea.org.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *