Voluntariado medioambiental en la Sierra del Rincón

El medioambiente y su protección siempre han tenido un lugar en la labor que desarrolla Fundación Montemadrid. Ahora, en un momento en el que la sensibilidad de los ciudadanos ha aumentado y que el cambio climático se ha convertido en una preocupación latente para todos, seguimos trabajando para una participación activa de la ciudadanía.

En ese sentido, hemos realizado un voluntariado ambiental para los empleados de Bankia y sus familias en la Sierra del Rincón, donde ya habíamos llevado a cabo diversas labores en la conservación del Hayedo de Montejo de la Sierra, único hayedo de la Comunidad de Madrid y Patrimonio Natural de la Humanidad de la UNESCO, junto a una mejora de las sendas y de los centros de atención medioambiental.

La acción de voluntariado consistía en tareas de reforestación el Puerto de la Hiruela, un enclave de montaña localizado en la Sierra del Rincón, en el borde noroccidental de la Comunidad. A la convocatoria se sumaron una veintena de personas, de todas las edades, que realizaron una plantación grupal de encinas y robles. Después, todos juntos disfrutamos de una visita guiada al Hayedo de Montejo.

Dentro del marco del Proyecto ReforestaAcción tenemos previsto, con el apoyo de Bankia, realizar dos actuaciones más de reforestación en dos parcelas distintas, así como la jornada de voluntariado en el Puerto de la Hiruela que ya hemos realizado.

La primera de ellas consiste en una revisión, mejora de una plantación de árboles que se realizó en la Senda del Agua, un camino que lleva desde el centro urbano del municipio de Prádena del Rincón hasta la laguna del Salmoral, con alto valor paisajístico. La segunda intervención está dirigida a la repoblación de una parcela en el Puerto de la Hiruela, que actualmente carece de arbolado, y que ha sido objeto de repoblaciones anteriores que no han tenido éxito.

El proyecto, señala Pedro Rubio, coordinador del Área de Medioambiente de Fundación Montemadrid, persigue “una mejora de la cubierta vegetal de la parcela en la que vamos a intervenir, anticipándonos al escenario de cambio climático que se está produciendo”.

Entre otros objetivos, este proyecto servirá para:

• Aumentar los beneficios ambientales de la zona: incrementar la biodiversidad, control de la erosión, regulación de flujos de agua, uso recreativo, captura de carbono, adaptación de los ecosistemas al cambio climático y creación de lugares preparados para futuras olas de calor.
• Crear actividad económica y generar beneficios sociales en dicho enclave, un entorno rural muy afectado por la despoblación.
• Sensibilizar sobre la importancia de regenerar y cuidar adecuadamente nuestros bosques, y de sus contribuciones a la sociedad. La actividad de concienciación ambiental se realizará mediante un evento de Responsabilidad Social Corporativa (RSC).

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *